DecisiONes

03.12.2017

¿Te has parado a pensar cuantas decisiones has tomado en el día de hoy? Y ¿en el último mes? Y ¿durante el último año?

Quizá tus respuestas a estas preguntas hayan ido en aumento, comenzando con ninguna decisión hoy, una decisión en el último mes y dos en el último año... Si tus respuestas se parecen a estas es, porque parece que solo tomamos decisiones de lo que nos han dicho que son las cosas importantes de la vida, como por ejemplo tomar la decisión de irte al extranjero a estudiar un idioma para forjar un futuro "estable" profesionalmente, casarte, comprarte un piso, irte a vivir con tu pareja, cambiar de trabajo y así un largo etcétera. 

Cuando nos encontramos ante estas decisiones tan importantes nos convertimos en perfectos matemáticos intentando descifrar cual será la solución acertada a nuestro enigma.

Pero en realidad, nuestra vida es el sumatorio de las cientos de decisiones "insiginificantes "que tomamos día tras día. ¡Si, has leído bien, cientos de decisiones que tomamos en un día!

Todas estas pequeñas decisiones que tomamos cada día que pueden ir desde que ropa te pones, a qué hora te levantas , con quien vas a quedar hoy para tomarte una cerveza o si vas hacer una visita a tus padres , parece que las tomamos en piloto automático o de forma casual , pero nada más lejos de la realidad, ya que absolutamente todas las decisiones que tomamos en nuestra vida , aquellas que son más rimbombantes ( como irte a vivir fuera ) y las más insignificantes ( decidir a qué hora te levantas ) son tomadas por nuestros patrones mentales .

Estos patrones mentales trabajan desde dos caras de una misma moneda: EL AMOR y EL MIEDO.

La diferencia entre ambas se encuentra en donde ponemos nuestro foco de atención, en el caso del AMOR, nuestro foco es lo que deseamos y en el caso del MIEDO es lo que no queremos o tememos. Y en ambos casos lo que intentamos es cubrir una necesidad que no está satisfecha.

¿Cómo puedo saber desde donde estoy tomando mis decisiones? Te estarás preguntando....

Una forma que yo uso para saber si lo estoy haciendo desde un polo u otro es observándome desde "fuera" y tomar conciencia de si estas decisiones están alineadas con mis deseos o no.

Normalmente cuando la decisión es tomada desde el miedo, usamos muchas justificaciones y excusas de porque hacemos lo que hacemos, por ejemplo si decido no irme a vivir fuera aunque ese sea mi mayor deseo, encontrare dentro de mí un dialogo interno tipo a: 

  • Este no es el mejor momento
  • Quizá cuando tenga más estabilidad o 
  • Cuando cambie la estación que hará mas calorcito.... 

Realmente esa no decisión que ya es en sí una decisión, se toma desde el miedo al fracaso a lo que pueda pasar y lo hago para cubrir una necesidad de "seguridad".

Por este miedo al "fracaso ,"a perder "seguimos en un trabajo que no nos gusta, o mantenemos relaciones que no son lo más saludable para nosotros.

Entonces, ¿cómo puedo empezar a tomar mis decisiones desde el AMOR?

Sin duda alguna, un punto fundamental es  desde el autoconocimiento, saber quién eres, conocer cuáles son tus fortalezas, tus valores y hacia donde te diriges te abrirán un abanico de posibilidades que te permitirán tomar elecciones alineadas con todo tu ser, y por otro lado desde el amor que te brindas a ti mism@ y ¡amiga@! desde ese punto no existe el fracaso o el error en ningún grado.

Algunas preguntas que te pueden ayudar a saber desde donde tomas tus decisiones son éstas:

  1. ¿Estoy decidiendo desde el miedo a la pérdida o desde el amor?
  2. ¿Estoy eligiendo lo que es mejor para mí, o lo que creo que puedo obtener? 
  3. ¿Estoy eligiendo lo que realmente quiero, o lo que hay por miedo a que no venga otra cosa? 
  4. ¿Estoy haciendo lo que quiero hacer, o lo que me han dicho que es lo mejor?

Y las respuestas a ellas vendrán desde un lugar , el corazón . El corazón nos habla a todas horas pero nos hemos acostumbrado a no escucharle, por tanto te animo a que le prestes toda la atención que se merece. :)

Si sientes que te encuentras perdid@ y necesitas que te acompañe a escuchar a tu corazón , puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente enlace Contacto.

¡Un abrazo muy fuerte y que tu corazón sea la brújula de tu destino!

Ruth Alonso, Coach experta en relaciones e inteligencia emocional.