2017 :365 oportunidades.

09.01.2017

Efectivamente como estáis leyendo en el título de esta entrada, el 2017 nos ofrece nada más y nada menos que 365 días para convertir los desafíos que nos vamos a ir encontrando en oportunidades de crecimiento y de mejora en cualquier ámbito de nuestra vida.

El mes de enero suele ser el momento de pensar en todas aquellas cosas que queremos hacer durante el próximo año, momentos de buenos propósitos.

Pero ¿Cuántos de esos propósitos llevas a cabo al finalizar el año? ¿Qué ocurre para que tus deseos no se materialicen?

Durante muchos años, el 1 de Enero tenía preparada mi lista en una agenda súper chula con todo lo que quería realizar, con una motivación fuerte, pero llegado Marzo parecía como si se desvaneciese, no veía resultados y la desmotivación iba creciendo por momentos hasta que llegaba Junio y ya no sabía ni para que quería eso, así que al abrir mi libreta de brillantes proyectos a finales de año no había cumplido ni la mitad. ¿Os suena?

La vida me estaba regalando 365 días y no los sabia aprovechar.....Hasta que incorpore a mi estilo de vida el Coaching y este me enseño como podía ir haciendo mis sueños y objetivos realidad, me brindó la oportunidad de convertir los "problemas" en retos y sobre todo a tener claro mi para qué en mis objetivos.

Una de las cosas que aprendí es que cuando quieres algo tienes que definirlo muy bien para así poder ir midiendo los pequeños pasitos que vas dando y mantener la motivación a raya.

Sin un motivo fuerte, desafiante y retador no hay acción.

Vale, muy bonito estarás pensando pero ¿Cómo defino mi objetivo?

Un objetivo bien definido tiene la siguiente estructura: SMARTER

  • S- Especifico. ¿Qué es lo que quieres conseguir exactamente? ¿Si se lo contases a algún desconocido entendería cuál es tu objetivo?
  • M- Medible. ¿Cómo vas a saber que lo has conseguido?
  • A- Alcanzable. ¿Es tu objetivo realizable? ¿Conoces a más gente que lo haya logrado?
  • R- Realista. ¿Cuáles son las posibilidades reales de éxito? ¿Cuál es tu compromiso con el objetivo?
  • T-En tiempo. ¿Cuándo lo quieres conseguir?
  • E- Ecológico. ¿Alcanzar tu objetivo te perjudicara de alguna forma a ti o a otras personas?
  • R- Recompensa. Una vez que lo hayas logrado ¿Qué es lo más importante que vas conseguir?

Y por supuesto y principal saber para qué lo quieres conseguir.

A continuación, os muestro a grandes rasgos un ejemplo de un objetivo no smarter y uno smarter:

Ejemplo (objetivo no smarter): Quiero adelgazar este año.

Ejemplo (objetivo smarter): Quiero adelgazar 5 kilos de aquí 1 de enero al 1 de junio para mejorar mi salud y con ello mejorar mi bienestar personal.

En este último ejemplo se define de forma específica que es lo que quiero conseguir, lo voy a poder medir cuando llegue junio, es un objetivo realista ya que en otras ocasiones lo he conseguido y conozco gente que lo ha realizado, no voy a perjudicar a nadie de mi entorno cuando lo logre y tengo un para qué muy importante para mí que es mejorar mi salud y bienestar personal.

Cuanto más nos adentremos en nuestros para que propios, más conciencia tomamos de la importancia de conseguir dicho objetivo y por tanto nuestra motivación estará "on fire".

Pero esto no acaba aquí, ya que:

Imaginación sin acción, solo es fantasia...

Efectivamente, una vez definido el objetivo hay que preparar un plan de acción para poder llevarlo a cabo....

Si os ha parecido interesante y quereis saber como llevar a cabo un plan de acción prestad atención al próximo post, que allí os mostrare unas claves básicas para realizarlo.

Si te ha gustado esta entrada compartelo con tus amigos a través a de las redes sociales. 

Mil gracias por leerme.

Ruth

Your Website Title
HTML Comment Box is loading comments...