EL LEÓN FEROZ...

06.02.2017

Cuenta la leyenda que un caloroso día de verano había un león que estaba paseando por la Sabana, el león tenía muchísima sed y de repente observo un lago con el agua cristalina, tras acercarse y disponerse a beber agua, vio su rostro que se reflejaba en ella y pensó: - ¡Caspitas, este lago tiene como dueño otro león, por tanto será mejor que no me acerque demasiado!!

Con miedo se alejó de aquel lugar, pero tenía tantísima sed que regresó y allí estaba otra vez el dueño del lago mirándole desafiante. La sed se apoderaba de él y no había otro lago cercano, retrocedió y pasados unos minutos volvió a intentarlo , al ver de nuevo al león , abrió sus fauces amenazadoramente y vio como el otro "león" hacia lo mismo y sintió un terror que le recorrió todo su cuerpo. Salió corriendo, llevo a cabo varios intentos pero el miedo que sentía era muy fuerte hasta que llegó un momento en el que la sed era tan inmensa que tomo la decisión de beber del agua de ese lago o moriría. Así lo hizo....y al meter la cabeza en el agua ¡el "león" desapareció!....

Este cuento o leyenda podría ser una metáfora de lo que a veces ocurre en nuestra vida real y diaria cuando tenemos que plantarnos ante desafíos, ya que actuamos quedándonos paralizados o huimos.

Muchos de los miedos que aparecen o sentimos son el resultado de las creencias que tenemos acerca de una situación concreta, las cuales provienen de experiencias propias o de experiencias de otros. Nuestra imaginación ante "desastres" futuros también adquiere un poder muy importante, ¿quién no ha pensado alguna vez algo así? :

  • No voy a dejar a mi pareja ya que sino nunca jamás encontrare a nadie.
  • Seguro que si le digo a mi jefe lo que pienso, me despedirá.
  • Mejor no me voy de viaje, no vaya a ser que me ponga enferm@.
  • No voy a dar ese seminario porque quizá me critiquen.

Y así todo lo que os podáis imaginar.

Y con esto no quiero decir que no haya que tener miedo!!!NOOOO, yo soy la primera que tiene miedo, y "bendito" ese miedo que nos protege y nos da la información de cuando estamos en una situación de inseguridad vital. Pero si hay que tomar conciencia de que miedos son los que nos limitan a la hora de acercarnos a nuestros objetivos y enfrentarlos "poquito a poco".

Tus pasiones, metas, objetivos, están justo detrás de tus miedos y la única forma de vencerlos es enfrentándolos.

¿Qué beneficios obtienes al enfrentar un miedo?

  • Aumentas tu autoconocimiento.
  • Destruyes creencias limitantes que te alejan de tu objetivo.
  • Adquieres más herramientas y recursos propios para tu desarrollo personal.
  • Amplias tu zona de confort.

Te propongo que identifiques a esos miedos "fantasmas" que merodean a tu alrededor a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es aquello que evitas hacer una y otra vez que te aleja de tus objetivos?
  • ¿Qué haces para enfrentarlo?
  • Al evitarlo, ¿Qué coste tiene eso para ti?
  • ¿Qué es lo peor que te puede pasar si lo haces?
Si quieres que te ayude a enfrentar esos miedos dejame un mensajito por aqui  Contacto

Ruth Alonso
Coach experta en relaciones e inteligencia emocional.