¿ Te cueces o te enriqueces?

07.05.2017

Había un anuncio de televisión relativo a unos caldos creo recordar, que preguntaba al telespectador ¿Cueces o enriqueces?....

En este caso mi pregunta va dirigida a ¿Qué está ocurriendo en tu vida ahora mismo? ¿Te estas cociendo o te estas enriqueciendo de las experiencias, relaciones y situaciones que vives?

Para entender y responder a estas preguntas me gustaría que hicieras este pequeño experimento de visualización ;)

Imagínate que hay una olla gigante de agua hirviendo, cuando digo gigante me refiero a que te pudieses meter dentro, ¿la tienes en tu mente ya? , bien ahora piensa por un momento que te digo que te metieses dentro. ¿Qué pasaría? Pues hay dos opciones:

  • Que pensases que estoy loca por querer que tuvieses lesiones de quemaduras de primer grado ;)
  • Que te metieses y según el agua hirviendo rozase tu piel dieses un brinco de la olla y no te quedases allí "cociéndote como una pasa".

Imagina ahora que la olla no tiene el agua hirviendo, sino que tiene una temperatura agradable y ahí estas tan agustito dándote un baño, la temperatura de la olla va subiendo poquito a poco y el agua empieza a estar caliente, un poco más de lo que a ti te gustaría, pero bueno estas tan agustito que continuas ahí , de repente el agua está bastante caliente lo que te produce malestar pero sigues adaptándote , llegando un momento en que el agua tan caliente ha hecho que tus fuerzas se agoten y no seas capaz de salir de ella, cociéndote.

¿Qué ocurre en nuestra vida? Si extrapolas este pequeño experimento a tu vida diaria ¿Recuerdas alguna situación o relación en la que hayas aguantado hasta un límite insospechado?

Si tu respuesta es que sí, he de decirte que no eres la única, ya que en ocasiones somos capaces de aguantar bajo mil excusas aquellas situaciones o relaciones que nos van consumiendo, quemando, cociendo o como quieras llamarlo. En realidad, esas excusas que te pones no son más que una máscaras denominadas miedo y creencias. Miedo a salir de esa falsa zona de confort y esas creencias que tomas como verdades absolutas y como normalidad en tu vida.

En el momento que tomas la decisión de ser tu misma, salta de esa olla que no está sacando lo mejor de ti, te mereces la vida que quieres vivir y tu tienes todo el poder para que esto ocurra. 

Ejemplos hay varios y quizá te sientas identificada con alguno de ellos:

  • Es normal no tener un buen contrato laboral ya que estoy empezando....
  • Y si no encuentro nadie que me quiera....
  • Estamos en crisis....
  • No voy a ser capaz de encontrar nada mejor....

Al mantener estos pensamientos en bucle en tus relaciones, hace que poco a poco te vayas consumiendo, que tu esencia se evapore y que tus fuerzas flaqueen a la hora de tomar una decisión.

Estarás de acuerdo conmigo que si desde un primer momento supieras que esa relación o situación no te va aportar lo que tu deseas no te meterías en ella, si tuvieses indicios muy fuertes de que eso que te ofrece la vida va a ser perjudicial para ti saltarías escopetada como en el caso de la olla hirviendo. Pero pocas veces ocurre de una forma tan clara.

Entonces, ¿Qué puedo hacer para saber si estoy "cociéndome "o como evitar cocerme?

  • Toma conciencia de ti misma, el autoconocimiento es primordial, saber cuáles son tus valores, tus creencias acerca de las diferentes áreas de tu vida.
  • Identifica a nivel corporal si sientes molestias: dolores de cabeza, tensión muscular...y toma conciencia de en qué situaciones o con quien te ocurre.
  • Se capaz de poner límites en tu vida, en tus relaciones.
  • Pregúntate ¿Es esta la vida que deseo vivir? ¿Me enriquece esta relación en mi vida? ¿Qué pasaría si empiezo a tomar las riendas de mi propia vida?

Si quieres que te acompañe a enriquecer tu vida de nuevo, puedes ponerte en contacto conmigo y estaré encantada en ayudarte a saltar de esa olla para que asi vivas la vida que deseas.  Contacto

Ruth Alonso, Coach experta en relaciones e inteligencia emocional.