¿Qué dicen de mi..?

JP

Autónomo

A las personas especiales se las conoce a través de alguien especial y así conocí a Ruth y su laboratorio para el cambio. Y me ofreció la oportunidad de darme unas sesiones de Coach. Fue algo especial, no sólo cómo conectamos en dichas sesiones, si no cómo me guió a través de mí para superar obstáculos y enfrentarme a mis miedos. Pudiendo así desarrollar mi proyecto y viéndolo de forma más clara. Solo decir que si en alguien puedo confiar para escarbar en mí, sé que ella.Gracias Ruth, ha sido un regalo conocerte.

Beatriz

El proceso de Coaching para mi ha supuesto una experiencia nueva, interesante y enriquecedora.Alprincipio me generó sentimientos de rechazo, rabia e impotencia hasta que llegué a similar que, aunque el Coach me guíe, las decisiones las pongo yo.Es ahí donde empece a sacarle partido al proceso y conseguí fuerza e impulso para pasar a la acción de pensamientos que llevaban tiempo en mi cabeza dando vueltas y consguiendo alcanzar la mayoría de mis objetivos.Aún así, también digo,que hay que trabajar sobre uno y es un proceso lento pero muy muy gratificante y lo mejor es que una vez que lo aprendes lo puedes usar en cualquier momento que te haga falta.Aporta una herramienta de mucho valor para futuras necesidades emocionales.La paciencia y la implicación de Ruth también fue excelente, junto a las dinámicas y preguntas acertadas hacen del proceso una experiencia para repetir que animo a tod@s a que prueben...total el mejor dinero gastado es el que se invierte en un@ mism@

Clara

Maestra PT

Hace tiempo escuché la palabra coaching, pero la verdad, no tenía muy claro que era eso, un psicólogo que te escucha, una persona que te entrena para conseguir lo que quieres, un saca cuartos.... no se, esa palabra estaba bastante lejana a mí. Pasó el tiempo y comenzó el curso 2015- 2016, y con ello una vez más, la carrera de fondo de preparar las oposiciones de maestra (dos veces aprobadas y siempre sin plaza)¿qué objetivo tienes? , asi comenzaba mi primera sesión y yo lo tenía súper claro, quería sacarme la plaza de maestra. Y ahí empezó mi proceso, Le dimos forma a ese objetivo, porque claro, sacarme la plaza podía ser dentro de 20 años.... y nooo yo la quería sacar en julio del 2016. Ruth me ayudó, siempre desde el respeto, sin ninguna incomodidad, en ningún momento pensé , jobar yo no quiero contarla eso.... al revés, todo empezó a fluir, analicé (si digo analicé, porque Ruth nunca me analizaba, simplemente me llevaba, me ayudaba a que yo misma me cuestionara), que cosas había fallado en las anteriores oposiciones, a nivel personal, familiar, social, cómo estaba, qué miedos tenía (siiii todas esas cosas influyen en cosas que tú no piensas)... aprendí a gestionarme el tiempo, aprendí a decir que no, aprendí a que cualquier cosa conseguida durante mi vida eran un triunfo, a veces hacemos cosas (sacarnos el carnet de conducir, comprarnos una casa, sacamos una carrera.... y no valoramos ese esfuerzo, damos por su puesto que es lo que teníamos que hacer, y nooo, eso Ruth, me enseñó a verlo, cada cosa que hacemos en nuestra vida es un triunfo y cómo tal debemos celebrarlo, debemos sentirnos orgullosos....) y esto es muy importante para conseguir un objetivo, ver qué de cosas has conseguido por muy pequeñas que sean. Y así poco a poco en las sesiones fui viendo qué cosas debía trabajar, qué cosas tenía que valorar.... Y efectivamente, en julio del 2016 me saqué la plaza de maestra, uno de los sueños más deseados que tenía en mi vida. Así que no sé como agradecer a Ruth todo lo que me ha ayudado, la estaré agradecida infinitamente. Clara.

Anónimo

El coaching y Ruth llegaron a mi vida casualmente, en un momento de especial convulsión:

  • ese momento en el que tu mente te pide a gritos un cambio de trabajo y de vida;
  • ese momento en el que acumulas suficiente energía interior para mover una montaña y, sin embargo, no das ni un paso de puro bloqueo mental;
  • ese momento en el que te asaltan los miedos, las inseguridades, las dudas porque igual el cambio "no es conveniente", porque igual es cierto lo de "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", porque "no estoy tan mal";
  • ese segundo momento en el que olvidas los miedos y la realidad te vuelve a recordar que no quieres seguir en ese trabajo y tu mente te vuelve a pedir a gritos que cambies de trabajo y que vayas hacia la vida con la que sueñas... y vuelta a empezar...

Tengo que confesar que, a pesar de este maremoto interior, empecé las sesiones por curiosidad... Y resultó que, tras el proceso con Ruth, he puesto los raíles por los que encauzar mi esfuerzo e ir dando pasitos hacia el sitio donde quiero estar.

El proceso de coaching no ha sido un trabajo sencillo; Ruth es cercana, empática, pero muy seria con el proceso, así que las sesiones han supuesto un ejercicio de introspección interior intenso; gracias a ello he conseguido:

  • centrar y concretar el objetivo
  • saber qué impedimentos son, o pueden ser, reales y cuáles son irreales, autosabotajes mentales
  • recordar que siempre hay pensar en positivo respecto del pasado, del presente y del futuro
  • tener herramientas para organizarme, para buscar alternativas a decisiones que puedan mejorarse; en mi cocina sigue colgada la tabla Urgente/Importante a modo testimonial, pero me ha acompañado muchos meses
  • cuestionar todo argumento que "frene" mi camino
  • saber que "flojear" entra dentro del proceso normal, pero que no hay que desistir, tan sólo buscar otras vías

Gracias Ruth por trasladarme tu entusiasmo, por creer que soy capaz y convencerme de ello y, sobre todo, por darme los medios para seguir perseverando en mi cambio de vida.